Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Baltasara II

No hacía de rey, hacía de mago, me cuenta mi costilla después de leer lo que escribí ayer. Se lo paso fenomenal y cuando salía todavía tenía pintura negra detrás de las orejas, se acordaba de los nombres de los niños y de lo que la habían dicho. El duendecillo vino encantado, por suerte para Baltasara solo estuvo con Melchor y Gaspar con los que se hecho sus buenas parrafadas según me cuentan, me imagino que se los querría meter en el bolsillo para esta noche. Ahora le oigo cantar, hace un cuarto de hora que se ha ido a dormir y le va a costar. A los reyes les ha dejado: las zapatillas, un dibujo de un coche y un quesito. Espero que les guste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres