Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

A ras de suelo

El duendecillo ha sido condenado a vagar a ras del suelo por el resto de sus días, bueno hasta que aprenda a volar, que según el va a ser pronto. El no tiene nada que ver, ni ha cometido ninguna falta, pero el médico me ha dicho que ciertos dolores de cabeza están relacionados con otros dolores de espalda. Ahora cada vez que insiste en que quiere ir en brazos me tiene que escuchar repetir que no puedo cogerlo por prescripción médica.


No todas las medidas le afectan a el, mi jefe me ha tenido que comprar una silla nueva, he subido la pantalla del ordenador a la altura de los ojos y entre línea y línea que escribo estoy haciendo unos giros con la cabeza que ni la niña del exorcista. La tabla debajo de la cama tendrá que seguir esperando a que un día nos decidamos a ir a buscarla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

malaputa -

Mejórate :)

peces de chocolate -

A lo mejor, un buen masaje antes de ir a dormir... Hace milagros, seguro que te olvidas del dolor de espalda

po -

jou, pobre duendecillo!! y pobrecita tu espalda!!
definitivamente, los científicos del mundo deberían dedicarse a inventar cosas para solucionar los problemas de espalda, en lugar de preocuparse por si hay posibilidades de vender parcelas en Marte. He dicho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres