Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Gustos

¿De donde sacamos nuestros gustos, preferencias, costumbres y manías? Antes pensaba en un niño casi como la imagen reflejada de su familia con sus particularidades, ahora pienso que no influimos tanto.


Yo y mi costilla nunca hemos sido aficionados a los coches, de hecho yo me saqué el carné bastante mayor y me hubiese hecho ilusión no tenerlo que necesitar (pero mi primer trabajo estaba a veinte kilómetros de Valladolid) Para el duendecillo sin dudarlo es su afición preferida, a toda horas esta jugando con los coches.


Siempre he pensado que los niños deberían de acercarse la naturaleza y que es fácil que se sientan atraídos y fascinados por los animales. Al duendecillo si le atrae el campo pero la verdad es que, para mi sorpresa, los animales le llaman poco la atención y cuando salimos lo que observa y le divierte son las piedras y las plantas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

juyma -

Bueno, en los dos oficios son muy importantes las manos ;-)

po -

la verdad es que nunca lo había pensado... Pero tienes razón. Es difícil entender muchas veces de dónde vienen nuestros gustos y aficiones. Algunas están claras pero otras son inexplicables.
Mi hermano, de pequeño, quería ser panadero. Ahora es pianista. Paradojas de la vida, jajajaj.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres