Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Carnaval

El duendecillo siempre ha sido muy aficionado a las cosas circulares o que giran. Primero fueron los ventiladores, luego los volantes, más tarde los relojes, peonzas, ruedas, norias... No es de extrañar que cuando le preguntamos de que se quería disfrazar para carnaval dijese que de reloj. Siguiendo sus peticiones el disfraz incluía: péndulo, cuerda y campana. El resultado no lo podríamos encajar en ninguna de las categorías de relojes al uso, pero el ha ido encantado girando sus propias agujas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

juyma -

¡Llegas tarde! Le regalamos un caleidoscopio este verano. Su mamá pensó que le gustaría. ¿qué si le gustó? se aprendió la palabrita el primer día (con dos años y medio) y le estuvo dando vueltas hasta hace poco que el aparato no aguanto más.

La verdad es que algunos adultos y sus papas también hemos pasado algún rato mirando.

Nuala -

Los duendecillos necesitan todas esas partes del reloj porque su tiempo es diferente. ¿Recuerdas lo largos que eran los veranos cuando eras pequeño? ¿cuánto duraba una tarde? El tiempo se dilata y encoge como chicle, contaba Cortázar en El Perseguidor. (Puedes leerlo aquí: http://www.literatura.us/cortazar/perseguidor.html ). Y es verdad. :)

Cuando era pequeña me gustaban las espirales. Y los caleidoscopios. Tenía varios y me pasaba horas mirando a través de ellos, moviendo el tubo para crear nuevos dibujos. Y por las noches soñaba con colores y dibujos geométricos que se repetían en bucles.

Y ahora mis padres se preguntan por qué he salido así: Nunca le regales caleidoscopios a un duendecillo. :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres