Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Casa

Ya parece que he acabado de presentar todos los impuestos trimestrales y puedo respirar un poco en el trabajo. Además se ha juntado que hemos empezado a buscar una casa para comprar y se nos presentó una oportunidad que parecía interesante. Se trataba de una casa de las que por aquí llaman molineras y que, aparte de espaciosa, contaba con un patio para que el duendecillo saliese a que le diese el aire. Los inconvenientes eran la antigüedad (dudoso estado) y, como no, el precio.


Parece que no hemos llegado a un acuerdo, o nos están echando un órdago de farol. Pero, de todas maneras, es la vez que más lejos hemos llegado y nos servirá como experiencia para continuar la búsqueda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres