Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Las escrituras


A raíz de su afición por La abeja Maya han “venido” a casa unos cuantos peluches de insectos que según el duendecillo “estaban buscando casa y, como tienen muy buen ojo, vieron esta y les gusto; firmaron las escrituras y se vinieron a vivir aquí. Otro día, Mamá y tu tambien firmasteis las escrituras, mientras yo estaba en casa de un amigo, y nos vinimos a vivir con ellos.”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

juyma -

Premeditación no, como todo lo de la casa, nos llamaron a última hora. No podíamos irlo a recoger al cole y se hizo cargo de el la mamá de un compañero suyo de clase. Lo curioso es como se le quedan grabados ciertos días y no se acuerda de lo que hizo ayer.

airezul -

lo de \"mientras yo estaba en casa de un amigo\"...suena a premeditación y alevosía...

ROx -

Muy original!. Me gusta la Abeja maya, hace mucho que no oia de ella. Mi casa esta llena de peluches.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres