Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

La naturaleza, ¿es sabia?


El duendecillo se acerca a su Mamá, que esta trajinado por la cocina, y le pide ayuda para algo. Ella le dice –ahora no puedo- el duendecillo vuelve al salón y momentos después regresa para decir –las mamás tendrían que tener ocho brazos como los pulpos-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

juyma -

Para el duendecillo es durísimo, le encantaría tenernos todo el día.

Pero a la pecita si le tenía que dar más brazos para ir a actualizar su blog ;-)

peces de chocolate -

Y no solo es duro, además es muy triste y supongo que para las dos partes. Aunque sea latoso, a mí todavía me presta que me diga: ¿quién me acompaña al baño?

airezul -

y las mamás están encantadas de no tenerlos pq. posiblemente pasarían a necesitar diez o quince... qué duro es pasar a ser independiente ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres