Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Rifar

El duendecillo está aprendiendo a rifar –vamos a rifar quien era “el papá” y quien “el hijo”, en un café se rifa un pez al que le toce el numero tres, un, dos, tres- dice siguiendo el ritmo con el dedo – Te tocó “el papá”, ahora “el hijo”- y vuelve a empezar exactamente igual. Cuando ve que me va a tocar a mí también hace trampa –pero lo has hecho mal- le digo –es que tu ya eras “el papá”- me contesta. Le explico que tiene que quitar al que ya le ha tocado. Entonces me dice que me marche y comienza la cancioncilla pero indicándose todo el rato a si mismo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

aiezul -

el que reparte se lleva la mejor parte ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres