Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Feliz 2006

 

A las 23:40 del 31 de diciembre hubo un apagón en la casa de la abuela donde el duendecillo esperaba ansioso lo que le habíamos contado de las doce uvas. Inmediatamente se olvidó de las uvas y se concentró en eso de que se fuera la luz, le parecía increíble. Estaba muy preocupado y lo único que logró sacarle del susto fueron las siempre llamativas velas.

Las campanadas las escuchamos por la radio del coche.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Alma -

Te deseo un feliz y muchos nuevos años.
Que todo sea lleno de bendiciones para toda tu familia y que tu angelito siempre este lleno de salud y felicidad.
un abrazo grande desde México.
Por aqui andaré nuevamente.
besos
alma

ojos claros -

este año seguro que te dan mucha más suerte las uvas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres