Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

La gotera

La casa nueva, entre otros chaperones, tiene una humedad en la habitación del duendecillo. Cuando le explicamos que era una gotera no pensamos que cada vez que alguien le preguntara por su casa el iba a contestar emocionado -¡mi habitación es verde y tiene una gotera!-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

airezul -

jajaja... eso se llama dulce inocencia infantil...es genial ver como algo que a los adultos nos fastidia, al duende le emociona...llegará lejos... quizás algún día consiga que las goteras estén de moda, ahora que suspiramos tanto por el agua que sin saber derrochamos... ponga una gotera en su vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres