Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Bares

En el pueblo uno de los momentos más esperados por el duendecillo es la hora del vermú, le ha cogido afición a los pinchos (calamares y morros rebozados) que, solo los días festivos ponen en el bar del pueblo. Cuando vamos a cualquier bar pregunta si tienen morros, calamares y mosto y si el camarero es Germán.

Esta el bar entre sus sitios favoritos hasta el punto que de mayor dice que va a tener uno. Pero como tenia que haber algún pero el suyo, dice, tendrá bidet en los servicios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

juyma -

El que sea un acontecimiento en el discurrir de la semana dice mucho del "tempo" de la vida de los pueblos, yo lo considero un lujo.

po -

¡qué mítico el "vermú"! A mí me sigue encantando ir los domingos con mis padres al bar del pueblo de al lado (que el de mi pueblo lo han cerrado) y comer calamares rebozados, y ver los grupos de peregrinos que se juntan...
:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres