Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Escrupulos

El duendecillo con la cara embadurnada de tomate, las mangas indecentes y el mantel sembrado de espaguetis, nos pide otro tenedor para la ensalada porque el de los espaguetis tiene un poco de tomate y se le mezclan los sabores. Todos los marranos son escrupulosos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

juyma -

¡Que va! no me enfado, se lo apunto a sus rarezas. Además tenemos lavavajillas.

airezul -

jajaja... suenas a enfado!!!

Alma -

jejeje es un listo. Me imagino la cara que pusiste.

saludos y abrazos

alma

Guillermo -

Con esta me has hecho sonreir :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres