Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Ñic-ñic

Hace ya tiempo empezó a chirriar nuestra cama, cambiamos de colchón, y aquello seguía igual. No seguía igual, la cosa iba cada vez a más, el más leve movimiento producía el temido ñic-ñic imposibilitando conciliar el sueño (de otros temas no hablaré). Mi última investigación localizó el problema en un travesaño mal soldado. Buscando una noche de sosiego comprobé con una caja bastante rígida que calzando la cama en ese lugar desaparecían los chirridos, pero al segundo día la caja ya no servía. Buscando por la casa me quedé mirando una estantería de libr... no ¡como iba a usar libros para calzar la cama!. Ahora el lecho conyugal es sustentado por las siguientes obras:


Marketing internacional
Estrategia y gestión de comercio exterior
Gourmetour 2005 BBVA
Tomos I y II de un diccionario de economía
La sociedad de suma cero
Ensayos sobre intervención y liberalismo
IVA 2000 manual práctico
Si, cariño, ahora voy


Es la combinación justa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Miguel -

X-DD vaya, y yo que creía que de todos esos pilares este último sería el más ameno...

;-)

juyma -

No dudé ni un segundo en que merecía la condena el titulado "si, cariño, ahora voy". Nos lo regalaron al comprar otro libro y parece que sería para fomentar la no lectura porque es dificil meter algo peor entre dos tapas. Ni siquiera constaba un autor ¡no me extraña!

Miguel -

literatura dura es esa... con ese sustento el lecho conyugal tiene que ir bien a la fuerza, aunque sea solo económicamente... ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres