Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Cuando el niño era niño...

Creo que desde que se puso en funcionamiento Las ocurrencias del duendecillo no he recomendado ningún blog. Hace tiempo puse en los enlaces Cuando el niño era niño... que se describe así: "Esto puede ser de interés para los más pequeños, para los mayores que tienen niños a su lado, y para los que todavía guardan un niño dentro de su viejo cuerpo".


Cuando comencé con mi blog uno de mis objetivos era ver los comentarios a los temas que fuesen surgiendo. Luego me di cuenta de que para eso me tenía que visitar alguien y lo he dado a conocer. Ahora no se lo que habrá que hacer para que los visitantes comenten, solo se me ocurre esperar.


El blog que recomiendo hoy es muy indicado para comentar, yo ya me he animado varias veces, sin embargo no tiene casi ninguna participación. No se que tal andará de visitas, por que no tiene contador, ni se si su dueña lo ha dado a conocer, pero os animo a pasar por allí. Pueden surgir debates interesantes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Paula -

Gracias por tu post, Juyma. En realidad, no he dado a conocer mi blog. No sé ni cómo se hace.
Me acogí a blogger porque es facilísimo tener un blog inmediatamente, pero no estoy muy contenta ni con el diseño ni con el estilo de diario. Los enlaces se van perdiendo y olvidando en una infinita cola de posts y nunca sé si he de poner algo más que enlaces (vivencias personales como la de "la educadora infantil que equivocó su carrera") por aquello del pudor. Estoy preparando un nuevo web en el que espero que esté todo más organizado.
Me encantaría, como tú dices, que hubiese más debate porque debe haber millones de personas ahí fuera con niños pequeños y con las mismas inquietudes y preocupaciones y para los que casi nunca hay respuestas. Pero parece que los únicos webs que alimentan el debate han de hablar de política o de nacionalismos o de música....
Hace tiempo que pienso que esto de la infancia es algo muy serio que, por lo menos aquí, se toma muy a la ligera. También creo que cuesta mucho encontrar material de calidad para los más pequeños. Por eso empecé el blog como una agenda, más que nada para tener a mano una lista de buenos enlaces de juegos para mi hija (de septiembre de 2001!). Pero al final he ido a más y me apetece continuar.
Me interesa todo lo que tiene que ver con esa etapa tan corta de la vida, tan delicada, tan mágica, y con un potencial tan grande para absorber absolutamente todo. Se merecen toda la atención, ¿no te parece?
Felicidades por tus blogs, y mil gracias por tus visitas.

Nuala -

Cuando el niño era niño...nos contaba Damiel en El Cielo sobre Berlín, una de mis películas favoritas.

Cuando el niño era niño, podía ver los ángeles que velaban desde los tejados berlineses.

Cuando el niño era niño, su mirada era limpia.

Y eso es siempre de agradecer por estos parajes.

Ya tienes 4 comentarios. Y una comentarista más. :)

juyma -

El que no llora no mama. ¡Dos comentarios!

Leuzor -

gnomo , duende

ya me confundi :S
¿quien me da luz a mi oscuridad?

Carlos -

Todo duende guarda una olla de hierro con un tesoro dentro.

(no confundir con un gnomo).

Este Blog, es quizá, una moneda aurea de esas de la olla.

*
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres