Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Su coco

¡No vallas por ahí que viene el lobo! o: el hombre del saco, el coco, el sacamantecas, camuñas... Un recurso utilizado desde antiguo para establecer los límites a los niños. Se le creaban unos miedos que luego se ponían como una barrera invisible. Nosotros decidimos no amenazarle nunca con nada irreal pensando que ya tendría suficiente con los verdaderos peligros que se encontrase. Pues igualmente el se ha creado su monstruito particular. Sale corriendo por los trasteros de nuestro edificio, una sucesión interminable de puertas rojas todas iguales y que causaría pánico a cualquiera, cuando no nos ve y oye algún ruido extraño vuelve corriendo y diciendo -¡Qué viene Papato!- Este "terrible" monstruo, que usa en situaciones parecidas, lo ha extraído de la canción:

Que viene Papa pato.
Pachín.
Que viene Mama pato.
Pachín.
Que vienen lo patitos.
Pachín, pachín, pachín.
Tened cuidado con lo que hacéis.
Pachín, pachín, pachín.
A garbancito no piséis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres