Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Soñando a Alicia.

Soñando a Alicia.
Con el duendecillo en el Teatro Calderón, en un palco para no molestar (el duendecillo tiene que pedir cada poco 
aclaraciones al argumento).

Aunque demasiado surrealista para el, si que le gustó. Alicia se soñaba a si misma y soñaba que soñaba que se soñaba... Creo que le hubiese gustado más si los pasos de danza fuesen 
más espectaculares. Una escena en que daban grandes saltos agarrados
 a un mástil que se bamboleaba le entusiasmó.

El no tenía referencias de la obra pero oí como algunos niños salían
disgustados porque no habían aparecido los soldados con cuerpo
de naipe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres