Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Síndrome del nido

No escribo nada porque estamos en pleno síndrome del nido. No, no vamos a tener un nuevo duendecillo, esta vez nos va a visitar por dos meses un principito del desierto y, claro, le estamos esperando. El duendecillo en su última rabieta se tumbo en su cama y dijo que no se movía de allí hasta que llegase.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

airezul -

interesante artículo...
quizás... algún día...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres