Blogia
Las ocurrencias del duendecillo

Expresión corporal.

Le encanta el monumento al botijo en Dueñas, un botijo gigante, y un día, un rato después de haberlo estado viendo, se pone muy derecho y con los dos brazos levantados y dice -soy un botijón-

Para ser una cruz coloca los brazos flexionados con la mano abierta y los dedos tocando los mofletes.

Vio un escarabajo aplastado en el suelo y me pregunto qué era eso. Le dije que un bicho y durante una temporada se tumbaba boca abajo en el suelo con los brazos y las piernas abiertos y decía que era un bicho.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres